Posted on

3 recetas para acompañar tu vino Petit Verdot este invierno

El vino trae sensaciones agradables al paladar y una calidez que le hace bien al corazón, en especial estos días de frío. Sabemos que cada vino es único y no todas las comidas van con un buen Petit Verdot, pero este complejo vino invernal puede ir fantástico con una de las tres recetas gourmet que te vamos a enseñar hoy así que toma nota porque son muy fáciles de preparar en casa para que te diviertas en la cocina y disfrutes de una rica comida junto a tu familia. Y ¿Lo mejor de todo? Puedes hacer estas comidas para el almuerzo o la cena, tú decides, pero no olvides disfrutar del proceso desde el inicio hasta que te sientes en la mesa a dar el primer sorbo a tu copa.

Petit Verdot: Conoce el vino con el que acompañarás tus recetas

Blog - Imagenes - Laura

No podemos comenzar sin dar a conocer un poco el vino con el que es deber maridar este invierno con las recetas que te compartiremos.

El Petit Verdot es originario de Burdeos, Francia y su registro más antiguo de existencia data del siglo XVIII, por lo que con los años se ha ido convirtiendo en un verdadero clásico Francés entre los tintos. Para alcanzar su punto exacto, la uva negra o tinta debe estar muy madura (Petit Verdot puede ser traducido desde el francés como ‘Poco Verde’) y cuando nos encontramos con un Petit Verdot al 100%, sin mezclar con otras cepas, su sabor nos entrega suavidad, acidez, un marcado color oscuro e intenso más un distinguido aroma a frutos negros.

En Chile, la plantación de uvas tintas de Burdeo es escasa, por lo que el Petit Verdot se ha vuelto un vino exclusivo y de alta calidad entre los vinos del país. Esta variedad, sin embargo, se ha vuelto un vino muy adecuado para beber en invierno y maridar con comidas muy diferentes entre sí, lo cual es siempre interesante para el paladar. 

En el amplio espectro de sabores que nos ofrecen los vinos tintos, el Petit Verdot se ubica en un extremo misterioso y potente, con matices que pueden sorprenderte y detalles del roble en su sabor. Ahora, ¿Quieres saber un secreto? Las comidas que sacarán a relucir todas las propiedades del Petit Verdot con mayor fuerza son las carnes rojas, los quesos curados y los guisos de ave.

¿Estás listo para conocer las recetas que serán acompañadas por una copa de este gran vino en tu próximo almuerzo o cena? ¡Comienza a anotar!

Carne a la cacerola

En Chile nos gusta hacer todo a la cacerola o a la olla, como prefieras decirlo. Nos da la ventaja de improvisar, ponernos creativos y de cocinar sin demorarnos horas en terminar un rico plato, sobre todo los que involucran carne. Este invierno está como para un Petit Verdot que sí o sí debes maridar alguna vez con una carne a la cacerola como te la vamos a enseñar aquí. 

Esta es una receta básica y muy fácil de cocinar para que te luzcas a tu manera con este plato. 

Ingredientes

  • 1 Kg de carne a elección (te recomendamos punta paleta cortada en trozos)
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla 
  • 1 pimentón rojo
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite
  • Aliños: Orégano, ají de color, comino y pimienta
  • Sal

Preparacion

  1. Poner una olla al fuego, añadir aceite y dorar la carne por ambos lados para sellar su cocción. Una vez acabado este paso, retirar del fuego y apartar de momento. 
  2. En la misma olla en donde se ha dorado la carne, añadir la cebolla cortada en pluma, la zanahoria cortada en rodajas, el pimentón rojo cortado en tiras y los dientes de ajo también previamente cortados y dejar cocer por aproximadamente 5 minutos revolviendo de vez en cuando. 
  3. Añadir a la olla la carne y condimentar con sal más aliños (pimienta, orégano, ají de color, comino), luego llenar la olla con agua solo hasta cubrir la carne
  4. Por último, tapar la olla y dejar cocer a fuego lento por 120 minutos, revolviendo de vez en cuando y, de ser necesario, agregando más agua, ya que a la olla no puede faltarle agua

¡Listo! Luego de cocinar por el tiempo indicado puedes servir junto a un acompañamiento a elección que puedes cocinar en paralelo. Se recomienda que sea puré o arroz blanco.

(Fuente)

Chuletas de cerdo con salsa de mostaza

Una de las primeras opciones para maridar con un Petit Verdot es la carne de cerdo y qué mejor que las chuletas siempre sabrosas y fáciles de preparar. El secreto del éxito de esta receta es la exquisita salsa de mostaza que sazona las chuletas y despertará nuevas sensaciones en tu paladar.    

Ingredientes

  • Chuletas de cerdo (la cantidad la eliges tú)
  • 1 cebollín
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de mostaza
  • ½ vaso de vino blanco
  • 200 grs. De crema
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. En un sartén con aceite poner las chuletas a freír, agregar sal y pimienta y apartarlas por un momento para preparar la salsa. 
  2. En una olla con aceite, añadir el cebollín más los tres dientes de ajo picados y freír.
  3. Añadir el vino blanco, la mostaza y la crema a la olla. Mezclar.
  4. Dejar rehogar por unos minutos, poner las chuletas apartadas previamente en la olla, dejar cocer por unos minutos más y retirar del fuego. 
  5. Servir junto a un acompañamiento a elección.

Para acompañar tus chuletas, además de tu Petit Verdot -que tiene que estar ya en la mesa-, puedes cocinar puré, arroz blanco o fideos

(Fuente)

Berenjenas con tomate y queso al horno

Una receta sin carne e igualmente apta para maridar con un vino como el Petit Verdot son las berenjenas. Esta receta en particular es un match hecho en el cielo para este tinto ya que contiene queso y, te lo aseguramos, el contraste de sabores será algo único. 

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 200 ml. De salsa de tomate (¡Casera!)
  • 200 gr. De queso curado rallado
  • Albahaca fresca
  • Aceite
  • Sal

Preparación

  1. Lavar y cortar las berenjenas en rodajas, luego echar una pizca de sal por ambos lados y dejarlas sobre un plato durante aproximadamente 15 minutos para que estas “suden” y con ello eliminen su amargor. Pasado el tiempo estimado secar las rodajas con papel absorbente. 
  2. Precalentar el horno a 180°C aprox. arriba y abajo. 
  3. En una bandeja para horno, poner papel de hornear y sobre el papel colocar las rodajas de berenjenas. Introducir la bandeja en el horno y dejar que se cocinen durante 10 minutos por cara. 
  4. Retirar la bandeja del horno y poner sobre cada rodaja de berenjena un poco de salsa de tomate casera, luego espolvorear la albahaca picada más el queso curado rallado. 
  5. Introducir nuevamente la bandeja al horno y dejar que el queso se gratine a 200°C aprox. durante 10 minutos y servir inmediatamente. 

(Fuente)

Acompaña cualquiera de estas recetas con un Petit Verdot Selección del Viticultor de nuestra viña

Nuestra Selección del Viticultor, tiene vinos con actitud. El viticultor de Laura, Alejandro Hartwig, es quien ha seleccionado cada uno de ellos en base a lo que muestran: el mejor momento de un trabajo de años en el viñedo. Cada momento y experiencia en el campo ha ido mejorando el proceso de nuestros vinos desde la uva a la copa servida en la mesa, por lo que nos enorgullece contar con un gran Petit Verdot del cuartel Los Naranjos año 2006 dentro de esta selección. 

Pruébalo junto a una de las recetas que te recomendamos y enamórate de su gran potencial.

Si tienes alguna sugerencia puedes compartirla con nosotros también, quizás hayas probado una combinación mejor y nos deslumbres con una nueva receta de cocina para preparar junto a un Petit Verdot, ¿Quién sabe?

¡Cuéntanos!

 

Blog - Imagenes - Laura viticulturist

¡Encuentra increíbles ofertas de nuestro vino Petit Verdot y otros vinos de selección aquí!

Posted on

Los mejores vinos de invierno y cómo acompañarlos

Con la llegada del invierno nuestra rutina cambia, modificamos nuestra forma de vestir, de comer e incluso de beber; nos abrigamos más, preferimos comidas más cálidas y tragos con más cuerpo. Por eso las tardes frías nos invitan a pasar un rato frente a la estufa, y ¿por qué no? disfrutando de un buen vino acompañado del maridaje perfecto para realzar su sabor. Si bien nuestros vinos Laura Hartwig se pueden disfrutar en todo momento y lugar, tenemos varios vinos tintos ideales para esta temporada. Además, les recomendaremos las mejores propuestas de maridaje para que puedan disfrutar de una experiencia gratificante y única.

Valle de Colchagua

El famoso Valle de Colchagua es una de las regiones vitivinícolas más reconocidas de Chile. Su ubicación geográfica, las características de sus suelos y el clima presente transforman esta zona en un lugar ideal para la producción de vinos de gran calidad, y Viña Laura Hartwig está ubicada en Santa Cruz, que es el corazón del valle.

En Colchagua se pueden distinguir principalmente tres tipos de formaciones de suelos: suelos en plano, en pie de monte y en cerros. Esta característica otorga una amplia gama de posibilidades para la producción de vinos con carácter propio. En Laura Hartwig, disfrutamos de terrenos de origen lacustre con suelos planos, profundos, de texturas franco arcillosas en su superficie y arenosas en profundidad.

Este valle es bendecido con un grato clima mediterráneo, con las cuatro estaciones claramente definidas. La baja humedad, la influencia del Océano Pacífico con su fría corriente de Humboldt y la brisa alternante de la Cordillera de los Andes generan una condición ideal para el cultivo de la vid. Además, los cielos limpios y transparentes del valle permiten una perfecta y óptima radiación solar.

Todas estas características únicas y privilegiadas permiten que la uva madure lentamente, con una larga temporada de crecimiento que favorece la acumulación de color, aromas y sabores, resultando en vinos de una calidad superior. Entre las principales cepas plantadas en el Valle de Colchagua encontramos: Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Carmenère, Malbec y Syrah. En menores cantidades, también es posible encontrar cepas blancas como el Chardonnay, Viognier y Sauvignon Blanc.

Por eso, no es casualidad que Colchagua haya recibido muchos premios por sus vinos de gran calidad, especialmente por sus tintos que brillan en los concursos y ranking mundiales, y que además, son los favoritos para disfrutar en esta temporada.

Recomendaciones para la temporada

La temperatura es uno de los factores más importantes a la hora de servir el vino y poder disfrutar de éste, por eso siempre es necesario mantenerlo a una temperatura lo más constante posible. Te recomendamos evitar las variaciones bruscas de temperatura y el almacenamiento cerca de cualquier fuente de calor.

Características de los vinos de invierno

Comenzó el invierno, volvieron las tardes frías y lluviosas, y las ganas de quedarse en casa aumentan, ideal para disfrutar desde la comodidad de nuestro hogar. En esta temporada, nuestro cuerpo nos pide consumir productos más calóricos y con más grasas como pastas, guisos, carnes, legumbres, sopas o cremas, entre otras. Por eso, se recomienda beber vinos tintos, y la razón es muy simple: este tipo de vinos tiene taninos que son fundamentales para disolver la grasa de la comida, tanto en boca como durante el proceso digestivo.

Los vinos invernales tienen más cuerpo y son más complejos; tienen más textura, estructura y volumen en boca y, además, presentan una acidez menor. Otro factor que aporta características interesantes para lograr vinos como los que estamos buscando, es la crianza en roble. Por eso, te recomendamos preferir vinos como el Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Carmenère y Syrah. Estos vinos tienen gran potencia, por lo que son ideales para maridar con comidas de invierno.

Las cepas favoritas para consumir esta temporada son:

Cabernet Sauvignon: Es el vino tinto más conocido en todo el mundo. Presenta un color granate medio y aromas a frutas rojas y negras. Además tiene un característico especiado a pimiento rojo. Es tánico, seco, con potencia y cuerpo. Sus taninos son más firmes y presentes, por lo que se perciben más que en otras cepas, por eso, en muchas ocasiones, se mezcla con Merlot, Malbec u otras variedades con la finalidad de ablandarlo.

Petit Verdot: Los vinos elaborados con esta variedad de uva se caracterizan por tener un aroma a frutos negros. Además aporta diferentes tonos especiados como la melaza. Tiene un sabor complejo, por lo que se pueden encontrar matices como madera dulce, vainilla, sabores ligeramente tostados y a roble. Presenta alta carga tánica, es de gran concentración y rica en color.

Carmenere
: El Carmenere ofrece un gran color rojizo y púrpura profundo, tiene taninos suaves, pero jugosos, y un sabor intenso. Sus aromas característicos son los frutos rojos y su sabor recuerda a cerezas y madera. Es de corpulencia media y textura aterciopelada.

Syrah
: Su sabor a frutos negros, como las moras y los arándanos, le dan ese toque de suavidad y frescura. Presenta taninos suaves y acidez equilibrada. Respecto a sus tonalidades, destaca por su color vivo rojo brillante y oscuro, y su cuerpo es seco. 

Vinos tintos: los favoritos para el invierno

En Laura Hartwig tenemos varios vinos tintos ideales para degustar y compartir esta temporada. En esta ocasión, te recomendaremos tres de nuestros clásicos vinos que serán perfectos para disfrutar en los días de invierno.

El primer vino que recomendamos para esta temporada es nuestro premiado vino Edición de Familia. Una mezcla tinta clásica, compuesta por Cabernet Sauvignon, Malbec, Cabernet Franc & Petit Verdot. Este vino está envejecido en barricas de roble francés 50% nuevas durante 20 meses y, luego, entre seis a 12 meses en botella, lo que lo convierte en una buena opción para disfrutarlo  acompañado de alguien especial.

En boca, este vino destaca por su sabor a grosellas recién cosechadas, hojas de laurel, tierra mojada, piña de pino y concha de ostra. Además, tiene buena concentración en el paladar y es muy estructurado. 

¿Para acompañar? Una clásica lasaña boloñesa, magret de canard o una jugosa carne roja magra son las opciones ideales de maridaje para nuestro Vino Edición de Familia. Opciones variadas y sabrosas que encantarán durante las jornadas de frío. 

Otro de nuestros vinos que sugerimos para esta época es Selección del Viticultor Petit Verdot. Este tipo de vino es estructurado y con la fruta bien integrada, lo que lo hace muy atractivo. Pasa entre 14 a 20 meses de guarda en barrica de roble francés, de 1er, 2do y 3er uso, y tiene un definido carácter varietal. Es un vino atrevido y con actitud.

Es denso, potente y rico en color. Además, presenta aroma a ciruela, a mora y a roble, por lo que ha sido elogiado internacionalmente.

Para acompañar este vino, recomendamos el cordero y carnes vetadas como el Wagyu.

Nuestro Vino Single Vineyard Cabernet Sauvignon es otra propuesta perfecta para este invierno. Este vino representa el equilibrio, la fruta y ofrece una auténtica expresión local. Además, se aplica un uso limitado de barrica para realzar la rica fruta y generosidad del terroir. 

Las carnes asadas, el cerdo, las verduras grilladas y los quesos son la opción de maridaje ideal para este tipo de vinos.

Buscar un tiempo para nosotros es lo que tanto necesitamos en este tiempo y disfrutar de una copa de vino puede crear el momento perfecto para hacerlo. Nuestros vinos Laura Hartwig son ideales en toda ocasión, y cualquiera sea tu elección a degustar, no olvides acompañar ese momento con buena música de fondo y excelente compañía.