¡Ven y disfruta tus vacaciones en el Valle de Colchagua!

banner tour Viña Laura Hartwig en Valle de Colchagua

¿Imaginas un destino turístico de prestigio internacional a pocas horas de Santiago y rodeado del mejor vino chileno? ¡Ese es el Valle de Colchagua! Una provincia de la región de O’Higgins que alberga a poco más de 200 mil habitantes en aproximadamente 5.650 km² de terreno. Acompáñanos a conocer todo lo que la cuna de Viña Laura Hartwig tiene para ofrecer a sus visitantes.

Estamos en pleno verano y si bien no todos se encuentran de vacaciones, siempre es rico darse un gusto saliendo de la rutina de la ciudad. No importa si solo dispones de un fin de semana ¡Atrévete a vivir una aventura rodeado de preciosos paisajes y toda la cultura chilena que puedas imaginar!

Santa Cruz: el corazón de Colchagua y cuna del vino

Gente de todo el mundo llega a esta zona para descubrir los secretos que oculta entre sus dos cordilleras. Muchos eligen este destino turístico por una razón muy simple: conocer el lugar donde se produce el famoso vino chileno. Si bien, es un factor que llama a la gente, no todo en Colchagua es vino, lo que lo hace perfecto para la familia.

La zona se encuentra llena de historia natural y cultural. Se dice que este valle fue el límite sur del imperio Inca, el cual no pudo continuar su conquista al encontrarse con los Mapuches pasada esta región. Además, es un lugar rodeado de la cultura campesina chilena cuya presencia está marcada en su arquitectura colonial y la personalidad huasa siempre presente que se pueden disfrutar en la trilla y los rodeos.

Visita el Valle de Colchagua y Viña Laura Hartwig en tus vacaciones

En el corazón del valle se encuentra Santa Cruz, ubicada 2.5 horas en auto desde Santiago. El crecimiento de este lugar se debe en gran parte al turismo nacional e internacional. Ahí encontrarás la Plaza de Armas donde cada año en el mes de marzo se celebra la tradicional Fiesta de la Vendimia.

Al cruzar la calle, verás la Iglesia de Santa Cruz, lugar muy interesante tanto para religiosos como para amantes de la arquitectura. Su estructura data del siglo XIX y fue restaurada tras el terremoto del 27 de febrero 2010 de manera que no perdiera su esencia. 

A pocos pasos encontrarás el Hotel de Santa Cruz. Su estructura colonial y excelente servicio los llevó a la calificación de 5 estrellas. En él podrás alojarte cerca de una gran variedad de atracciones como restaurantes, museos y el Casino de Juegos de Colchagua donde podrías ir y probar tu suerte. 

Museo: Historia y cultura

El gran destino turístico obligado es el Museo de Colchagua. Este cuenta con la exposición privada más grande de Chile y es uno de los más visitados de Sudamérica.

Su recorrido dura de tres a cuatro horas y en él podrás encontrar alrededor de siete mil piezas que recorren la historia natural y nacional. Entre ellas podrás conocer la creación de la vida hace 600 millones de años atrás, el hombre con la megafauna americana, el desarrollo de las culturas prehispánicas, la colonización, la conformación de Chile y la modernidad del siglo XX. 

Cuenta también con una variada y linda colección de coches y aperos de huaso. Además, podrás visitar el Salón del Gran Rescate, que contiene una importante muestra de lo que fue el impactante rescate de “los 33 mineros”. 

Sumado a eso, en los alrededores de Santa Cruz podrás visitar la Hacienda del Huiqui para un baño de historia y otros museos pertenecientes a la Fundación Cardoen como lo son el del Automóvil, el del Vino, el de la Artesanía y el de Vichuquén. Puedes acceder a los cinco comprando una sola entrada por 15 mil pesos en el lugar o a través de su página web ¿quién dijo que en vacaciones no puedes aprender cosas nuevas?

Sunsets & Gastronomía: Las noches en Santa Cruz

Tras un largo día recorriendo la zona y sus alrededores, puedes relajarte con una buena copa de vino en un Sunset que distintas viñas ofrecen. Ver el atardecer, sentir la brisa marina enfriar los viñedos y disfrutar un rico vino con música en vivo, es todo un espectáculo de la naturaleza.

Podrás deleitarte con la diversa gastronomía disponible, tanto con los Winemaker Dinners que ofrecen distintas viñas, como los aclamados restaurantes de la zona, como son el Vino Bello, Casa Colchagua, Rayuela y Fuegos de Apalta. Y si quieres una experiencia gastronómica inolvidable, reserva en el Food Studio de Pilar Rodríguez.

Viña Laura Hartwig: Si vino y no bebió vino…

Pese a todo lo anterior, la real causa de la fama del Valle de Colchagua es su producción de vino chileno, lo que lo vuelve un destino turístico internacional. La zona es, por esencia, vinícola y es reconocida a nivel mundial por su producción de Cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec y las plantaciones más extensas de Carménère que existen.

Si vienes a pasar tus vacaciones, las viñas de la zona son un panorama familiar que sí o sí deberás visitar. En ellas encontrarás desde degustaciones y maridajes con muestras culinarias hasta actividades al aire libre como lo son el trekking, cabalgatas y rodeo. Hoy en día también puedes practicar tenis, paddle, hacer karting, como pasear en bicicleta (normal o eléctrica) por los viñedos de la zona.

En el año 1996 se creó la Ruta del Vino de Colchagua, la primera de Chile, para promover el enoturismo. Como tal, ha obtenido varios premios en revistas internacionales como destino ideal para lunas de miel y vacaciones.  Ahora, las más prestigiosas viñas del valle se agrupan en Viñas de Colchagua A.G., asociación gremial que busca promover la denominación de Origen del Valle de Colchagua, como origen de vinos de clase mundial. La región también recibió el premio a Mejor Región Vitivinícola del mundo en 2005, reconocimiento otorgado por la revista norteamericana Wine Enthusiast.

La Ruta del Vino

Es así como la provincia pasó a ser un destino turístico obligado para todos los amantes del vino a nivel global. La mantención de las tradiciones chilenas también ha influido en la consagración de una identidad provincial que deja encantado a quien la visita. Por si fuera poco, el Valle de Colchagua se convirtió en un sello de calidad para el vino reconocido en todo el mundo.

Al visitar la región es sencillo comprender la razón de este hecho. La realidad es que la geografía nos bendice de manera invaluable. Por un lado tenemos la Cordillera de los Andes y por el otro el Océano Pacífico. La Corriente de Humboldt que enfría nuestras costas beneficia un clima mediterráneo idóneo para la plantación de vides. Todo esto, sumado al suelo y la gente, generan un verdadero paraíso para la producción del vino chileno.

No es de extrañar entonces que el Carménère, cepa extinta en Francia, sobreviviera en este último rincón del mapa. Hoy este valle alberga la mayor plantación de esta cepa en el mundo debido a una feliz coincidencia que la salvó de la extinción producto de la filoxera. Por estas y otras razones es que los enólogos de todas las naciones llevan décadas fijando sus ojos en esta pequeña fracción de tierra.

Viña Laura Hartwig ¡El gran final!

Viña Laura Hartwig casona colonial en el Valle de Colchagua

A pasos de la Plaza de Santa Cruz nos encontramos nosotros. Aquí se detiene el tiempo y puedes disfrutar de un agradable momento campestre.

Contamos con suelos planos, de origen lacustre, profundos, de texturas franco arcillosas en su superficie y arenosas en profundidad. Tenemos un clima Mediterráneo perfecto, con una brisa marina que refresca en las tardes de verano. Estas propiedades permiten una maduración lenta de la uva que favorece su color, aroma y sabor y potenciando su calidad.

Las características del suelo generan una identidad en nuestros vinos que podrás conocer por ti mismo si vienes a visitarnos. En nuestra bodega realizamos tours y degustaciones. 

Las degustaciones no requieren reserva previa y tienen un valor de $2.500 por la copa (que podrás llevarte a casa) más el valor del vino a tu elección. Podrás poner a prueba todos tus sentidos, aplicar tus conocimientos y sobre todo disfrutar de un delicioso vino de la mejor calidad en su lugar de origen.

Y si lo que quieres es ir un paso más allá y conocer nuestros viñedos y todos los secretos que se esconden en él, puedes reservar un tour Premium o Connoisseur. El primero tiene un valor de $20.000 por persona y está disponible a las 10:30 y 15:30 hrs. El Tour Connoisseur, se realiza al mediodía. Ambos incluyen una breve charla sobre el valle y la historia de Viña Laura Hartwig, un paseo en carruaje a nuestros viñedos (según el clima lo permita), el ingreso a la bodega y la sala de barricas para aprender de la producción de nuestros vinos y finalmente la degustación de 3 o 4 vinos según sea el tour que hayas elegido, con la copa Laura Hartwig que te llevas a casa y una tabla de quesos.

Si deseas una reserva o conocer más información respecto a nuestros tours puedes contactarnos al +569 8533 2787 o turismo@laurahartwig.cl

Finalmente, puedes encontrar muchas alternativas de alojamiento para tus vacaciones, que se ajusten a tus gustos y presupuesto. Como por ejemplo alojarte en el Hotel TerraViña, que colinda con nuestros viñedos y queda a pocos pasos de la viña. En él encontrarás todas las comodidades que necesitas para unas excelentes vacaciones, desde desayuno buffet, hasta un bar de vinos y piscina.

¡La mejor fecha para visitar Colchagua es ahora!

Esta zona es un lugar que todos los chilenos deberíamos conocer. Sin importar la fecha del año en que vengas, siempre tendrá mucho para entregarte. Por otro lado, la mejor fecha para visitar este destino turístico es en marzo y abril ya que se puede apreciar la cosecha y las bodegas funcionando a capacidad completa. Además, en marzo se realizan las diferentes fiestas de la vendimia en las distintas comunas de la zona, donde aparte de los vinos, se muestra la gastronomía y artesanía local.

¡Te estaremos esperando con el mejor vino chileno sin importar la fecha en que vengas!

paseo en carroza tour Viña Laura Hartwig
ESP