La Viña

Clima

Uno de los principales factores que han hecho de Colchagua un valle reconocido por la gran calidad de sus vinos es el clima.

Con cuatro estaciones bien marcadas a lo largo del año, e influencias de brisa marina del océano Pacifico, mas vientos que bajan de la cordillera de Los Andes hacen de Colchagua un lugar ideal para el cultivo de la vid. Con un promedio de 600 mm de precipitaciones durante el año, las que se concentran en los meses de invierno (Mayo- Septiembre). Durante la época de crecimiento y madurez de la vid (Octubre-Abril) encontramos una gran amplitud térmica, con máximas de 35ºC y mínimas de 13ºC favoreciendo la acumulación de compuestos aromáticos y de color en las bayas lo que resulta en vinos de elevada calidad.